¿Cómo saber si mi cerradura es antibumping?

[rank_math_breadcrumb]
Albert Eroles
Albert Eroles

Actualizado marzo 17, 2024

Comparte este post

cerraduras antibumping
Tabla de contenidos

La inseguridad y el avance de técnicas de robo sofisticadas, como el bumping, han elevado la preocupación por la protección de nuestros hogares. Esta técnica, que permite la apertura de cerraduras mediante una llave especial y golpes controlados, sin dejar rastro de manipulación, ha hecho imprescindible la adopción de medidas de seguridad avanzadas. En respuesta, el mercado ha desarrollado cerraduras y bombines antibumping, diseñados para contrarrestar específicamente este tipo de ataques. Para saber si tu cerradura o bombín está equipado contra el bumping, te presentamos una serie de criterios de identificación.

¿Cómo podemos comprobar que tenemos una cerradura antibumping?

Las cerraduras y bombines antibumping han evolucionado para ofrecer protección contra técnicas de apertura ilícita, incorporando una serie de características y mecanismos de seguridad avanzados.

Mira cómo son las llaves antibumping

En las llaves, es común encontrar elementos móviles que interactúan de forma compleja con el bombín, dificultando así su apertura mediante el bumping. Además, estas llaves suelen presentar diseños no estándar, con cortes profundos o formas irregulares que señalan la presencia de mecanismos de seguridad avanzados. También, la presencia de logotipos, marcas de patente o indicaciones de diseño protegido en la llave son claros indicativos de sistemas de protección especializados y patentados.

Bombines reforzados

En cuanto al cilindro, los bombines diseñados para resistir el bumping a menudo cuentan con pines de seguridad que previenen el giro del cilindro frente a manipulaciones no autorizadas. Además, es habitual que estos bombines dispongan de protecciones adicionales contra ataques de taladrado, extracción forzada o incluso métodos de impresioning, sumando así una capa extra de seguridad.

Para confirmar la efectividad de estas medidas de seguridad, es esencial verificar que las cerraduras y bombines estén respaldados por certificaciones de seguridad otorgadas por entidades independientes y reconocidas.

Normativas y pegatinas

Destacan entre ellas la normativa europea EN 1303, que especifica los estándares de seguridad para cerraduras, clasificándolas según su resistencia a diferentes tipos de ataque; la certificación SKG, otorgada por instituciones holandesas y que evalúa la durabilidad y resistencia de las cerraduras frente a varios métodos de apertura forzosa; y la certificación A2P, proporcionada por organismos de certificación franceses, enfocada en la valoración de la seguridad de las cerraduras ante intentos de entrada ilegal. Estas certificaciones son un sello de calidad y seguridad, asegurando que la cerradura o bombín que protege tu hogar está preparado para enfrentar y resistir técnicas de robo sofisticadas como el bumping.

Consultar con un cerrajero profesional

Una evaluación profesional es, sin duda, el método más fiable para determinar si tu cerradura o bombín cuenta con protección antibumping. Los cerrajeros profesionales están capacitados para identificar las características de seguridad de los dispositivos de cierre y pueden ofrecer recomendaciones personalizadas para fortalecer la protección de tu hogar.

Probar la técnica bumping

Aunque podría pensarse en poner a prueba la cerradura mediante la técnica de bumping para verificar su resistencia, esta práctica es desaconsejable. No solo existe el riesgo de dañar irreversiblemente el mecanismo de cierre, sino que también podría anular garantías y comprometer la seguridad de tu propiedad.

¿Te ha gustado este artículo?

¡Ayúdanos compartiendo a tus amigos o trabajadores!

Facebook
Twitter
LinkedIn

Más posts relacionados de cerrajería